LA HUELLA SOLIDARIA

POEMA DE LA “LUNA ROJA”

Esta luna fría y blanca

que refleja

en lo alto del cielo boreal

nuestra mirada pálida e inquieta.

Esa luna de allá nos pasa rozando aquí,

roja y sangrante.

Las crestas de las sierras de España

iluminan los rostros sangrantes de los muertos.

Hacia ese astro lívido

alzo el puño de mi cólera

y hago un voto

-¡oh, camaradas caídos por nuestra libertad!-

de no olvidar nunca

vuestro sacrificio anónimo.

Octubre de 1936, antes de su viaje a España.

LA HUELLA SOLIDARIA, EL LEGADO DEL DOCTOR BETHUNE Y LA AYUDA DE LOS VOLUNTARIOS CANADIENSES A LA SEGUNDA REPÚBLICA

El sábado 11 de marzo hemos estado emocionándonos con esta exposición en el Centro Cultural Conde Duque. Está formada principalmente por fotografías de la labor de Bethune como médico,  en España creando el Servicio Canadiense de Transfusiones de Sangre y la unidad móvil de transfusiones de sangre.

Y en el crimen de la carretera de Málaga- Almería ayudó a rescatar a cientos de refugiados especialmente niños, que huían de los fascistas que habían ocupado Málaga y que en su huída eran constantemente bombardeados por la aviación alemana e italiana.

“Imaginaos ciento cincuenta mil hombres, mujeres y niños que huyen en busca de refugio hacia una ciudad situada a cerca de doscientos kilómetros de distancia. No hay más que un camino. No hay más vía de escape. La ciudad que buscan es Almería, y hay que andar hasta allá cerca de doscientos kilómetros.

Lo que quiero contaros es lo que yo mismo si en esta marcha forzada, la más grande, la más horrible evacuación de una ciudad que hayan visto nuestros tiempos”

Y después en el conflicto de China, apoyando a Mao Tse- Tung contra la invasión de los japoneses.

Incluye los textos entresacados de sus anotaciones, porque Bethune además de médico fue escritor, poeta,

incluso pintor. Me encantó este autorretrato del que se expone una fotografía en blanco y negro:

“Desde esos aviones se puede, bien es cierto, ver el cementerio de las Brigadas Internacionales, donde reposan los cuerpos de aquellos hombres que han venido a morir ayudando a España. Han dado sus vidas a la causa de la democracia española.

Eran voluntarios. Han recorrido miles de kilómetros, disfrazados y con nombres falsos, esforzándose en escapar al terrorismo policial (…) para batirse en un combate desigual con los mercenarios profesionales de una máquina militar dominada por oficiales de oficio, alemanes e italianos. Se batieron con fusiles de antes de la Gran Guerra contra las modernas ametralladoras alemanas e italianas. Sin casco, sin uniforme”

Los textos que he destacado en cursiva son del catálogo de la exposición y del libro “Las heridas” escrito por Norman Bethune.

La exposición estará abierta hasta el 2 de abril.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s