GLORIA FUERTES, ALGUNOS POEMAS PARA NUESTRA MEMORIA

GLORIA FUERTES, ALGUNOS POEMAS PARA NUESTRA MEMORIA

El sábado pasado me compré una antología de poemas de Gloria titulada “Gloria Fuertes. Me crece la barba. Poemas para mayores y menores” Es una antología seleccionada por Paloma Porpetta, presidenta de la Fundación Gloria Fuertes y editada por Reservoir Books.

De la selección de Porpetta he escogido algunos poemas que hacen referencia a la Memoria Histórica.

 

Cuando me enteré que el dictador

murió de fiebre amarilla

sólo pude decir: ¡Bonito color! (página 79)

 

Cuando la revolución de mil novecientos veinte

las carmelitas se trajeron la mano de santa Teresa.

No sé cómo llegó al Pardo.

Las carmelitas de Ronda piden la reliquia a Franco.

Franco no les da la mano.

La mano no se pierde,

la tiene Franco para dirigir España

-dijo el Obispo a la hermana-.

Franco la tiene de pisapapeles en su despacho.

La mano de santa Teresa inerte

extendió el dedo corazón

cuando Franco firmó cinco sentencias de muerte.

Se estremeció el mundo de lado a lado

cuando los cinco últimos vencidos

fueron fusilados.

 

La reliquia de santa Teresa (la mano)

vuelve al convento de las carmelitas

y en el palomar

hay revuelo de hábitos

y gran festival. (página 143)

 

DEL 36 AL 39

Yo estaba sana,

pero el hombre y el hambre

me dolían todos los días. (página 138)

 

MENUDO MENÚ

En la guerra comíamos…

de extraordinario,

piltrafas con patatas o con arroz

los domingos

en el colectivo comedor.

Los lunes

lentejas rellenas

de cucarachas pequeñas.

¡Nada de qué horror!

El horror era

que se estaban matando alrededor. (página 156)

 

AUTOBIO

Yo de pequeña quería ser monja

y mi padre (que era muy republicano)

me pegaba cada vez que lo repetía.

 

Yo de pequeña quería ser puta

y mi madre (que era muy beata)

me pegaba cada vez que lo repetía.

 

Yo de pequeña quería ser huérfana

y mis padres me pegaban

cada vez que lo repetía.

 

Yo de pequeña quería ser poeta

y la vida me pegaba.

¡Pero conseguí serlo! (página 98)

 

DESDE ENTONCES NO SÉ LO QUE ME DIGO

Mi madre era de clase media,

mi padre de clase baja,

yo de clase gratuita,

ahora soy de clase soñadora.

 

Una monja me enseñó una pierna

y yo aprendí el sermón de la montaña

y se lo recitaba a mis amigos

en las tabernas de Madrid.

 

Un miliciano me dio un bote de leche

y me pedía a cambio cuatro cosas,

yo me fui con el bote escupiendo

cuatro palabras bajo la metralla.

 

La guerra la pasé pasando hambre,

la guerra la pasé “pasando” sal. (página 32)

 

SIEMPRE CON LOS COLORES A CUESTAS

No olvido

cuando rojos y negros

corríamos delante de los grises

poniéndoles verdes.

 

Cuando rojos y verdes

temblábamos bajo los azules (de camisa)

bordada en rojo ayer.

 

Asco color marrón

que siempre huele a pólvora.

 

Páginas amarillas leo hoy

para encontrar un fontanero

que no me clave.

 

Siempre con los colores a cuestas.

Siempre con los colores en la cara

por la vergüenza de ser honesta.

Siempre con los colores en danza.

 

Rojo contra azul.

Negro contra marrón

como si uno fuera Dalí o Miró. (página 53)

 

1200 metros por segundo recorre una bala,

y el ruido del disparo suena a odio. (página 113)

 

DESEAMOS

Deseamos:

Que no vuelva a haber una guerra,

pero si la hubiera,

¡que todos los soldados se declaren en huelga! (página 204)

 

SUEÑO 13

Pasé al beaterio.

El beaterio es un cuartucho oscuro

infestado de beatas,

frío, oscuro.

Al entrar tropecé y dije ¡coño!

Una ráfaga de avemarías me ensordeció.

-¡Pecado, pecado, esa mujer trae el coño en la boca! (página 26)

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s